Sardinas en tomate al vino y albahaca En primer lugar, los mariscos son una fuente de potasio, vitamina A, E, C y D, calcio y ademas, hierro. Vitaminas realmente necesarias para el crecimiento y fortalecimiento de los huesos. La vitamina E tiene una fuerte acción antioxidante, mientras que las vitaminas del complejo B que también encontramos en los mariscos aportan ácido fólico. La vitamina A es perfecta para cuidar la piel y la visión. finalmente, está el Omega 3, imprescindible para nuestro organismo porque ayuda a disminuir el colesterol y, por lo tanto, las posibilidades de sufrir un ataque cardiaco, así como enfermedades cardiovasculares a medio y largo plazo. En primer lugar, los Beneficios de los mariscos • Alto contenido en proteínas. • Contiene vitamina A y minerales tales como el zinc, selenio y hierro. • Rico en ácidos grasos omega-3. • Útil para prevenir las enfermedades cardiovasculares. • Protector en varios tipos de cáncer. En nuestro blog puedes ver otras recetas de Pescados y Mariscos. , PULSA AQÚI. Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS. Ingredientes para Sardinas en tomate al vino y albahaca 10 sardinas limpias (sin cabeza, vísceras, espinas y descamadas) 5 berenjenas grandes 2 pimientos verdes 5 cebollines 2 dientes de ajo 2 cucharadas de mantequilla 3 cucharadas de aceite Sal y merquén ahumado Elaboración de Sardinas en tomate al vino y albahaca 1 En una cacerola sofreír la cebolla picada en cubos pequeños hasta que esté transparente, agregar el tomate cortado en cubos, las hojas de albahaca, salpimentar y cocinar por 10 minutos más; incorporar el vino. 2 Seguir cocinando hasta que el tomate pierda toda firmeza y haya espesado un poco, poner a fuego lento, agregar las sardinas, orégano y cocinar por 15 minutos más, apagar y corregir sabor antes de servir.
Preparación: 60 minutos
Comensales: 10 personas
Calorías: 204 kcal

Sardinas en tomate al vino y albahaca

En primer lugar, los mariscos son una fuente de potasio, vitamina A, E, C y D, calcio y ademas, hierro. Vitaminas realmente necesarias para el crecimiento y fortalecimiento de los huesos. La vitamina E tiene una fuerte acción antioxidante, mientras que las vitaminas del complejo B que también encontramos en los mariscos aportan ácido fólico. La vitamina A es perfecta para cuidar la piel y la visión. finalmente, está el Omega 3, imprescindible para nuestro organismo porque ayuda a disminuir el colesterol y, por lo tanto, las posibilidades de sufrir un ataque cardiaco, así como enfermedades cardiovasculares a medio y largo plazo.

En primer lugar, los Beneficios de los mariscos

  • Alto contenido en proteínas.
  • Contiene vitamina A y minerales tales como el zinc, selenio y hierro.
  • Rico en ácidos grasos omega-3.
  • Útil para prevenir las enfermedades cardiovasculares.
  • Protector en varios tipos de cáncer.

Finalmente, los Beneficios de las sardinas

  • Disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol gracias a su grasa rica en omega 3.
  • Aporta aumento en la fluidez sanguínea reduciendo el riesgo de trombosis y arteriosclerosis.
  • Gracias a su vitamina D ayuda en la absorción de calcio y fijación en los huesos.  Además, regula el nivel de calcio en la sangre.
  • El fósforo ayuda al sistema nervioso y la actividad muscular aportando energía.
  • El magnesio aporta el buen funcionamiento de los intestinos, nervios y músculos, mejorando la inmunidad y tiene un suave efecto laxante.
  • Las vitaminas del grupo B ayudan a la formación de glóbulos rojos
  • Su contenido de vitamina A aporta al mantenimiento, reparación y crecimiento de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo.
  • Ayuda en la resistencia frente a infecciones y ayuda en su consumo para los diabéticos
  • Beneficiosas para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna.
  • Influye en el crecimiento de los huesos y en enzimas en el hígado.

En nuestro blog puedes ver otras recetas de Pescados y Mariscos.  , PULSA AQÚI. Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS.

Ingredientes para Sardinas en tomate al vino y albahaca

  • 10 sardinas limpias (sin cabeza, vísceras, espinas y descamadas)
  • 5 berenjenas grandes
  • 2 pimientos verdes
  • 5 cebollines
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de aceite
  • Sal y merquén ahumado

Elaboración   de Sardinas en tomate al vino y albahaca

1 En primer lugar, en una cacerola sofreír la cebolla picada en cubos pequeños hasta que esté transparente, agregar el tomate cortado en cubos, las hojas de albahaca, salpimentar y cocinar por 10 minutos más; incorporar el vino.

 

2 Finalmente, seguir cocinando hasta que el tomate pierda toda firmeza y haya espesado un poco, poner a fuego lento, agregar las sardinas, orégano y cocinar por 15 minutos más, apagar y corregir sabor antes de servir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here