san jacobos de pollo
Preparación: 40 Minutos
Comensales: 6 Personas
Calorías: 169 Kcal

San Jacobos de Pollo

Cómo hacer San Jacobos de pollo con jamón y queso. Esta receta de pollo , a pesar de no servirla en muchos restaurantes hoy en día, sigue siendo muy famosa en nuestras casas. Una receta muy sencilla y rica que le encanta a los niños y a los mayores.

Prepararemos un libro con filetes de pechuga de pollo rellenos de jamón cocido y queso. La receta tradicional de san jacobos de pollo. Después lo rebozaremos con harina y pan rallado para terminar friéndolos.

Uno de los secretos para que el resultado sea excelente es usar ingredientes de calidad. Elegir un jamón cocido bueno y un queso rico serán la gran diferencia entre un plato normal o espectacular. Esta receta no puede ser más sencilla y económica.

Un poco de Historia de los San Jacobos

El San Jacobo es tradicional de la gastronomía Suiza. Se trata de una loncha de jamón cocido como jamón york alrededor de una loncha de queso. Rebozados con pan rallado y huevo y después fritos.

El nombre viene de Santiago Jacobo Yago, patrono primogéneo de Basilea.

Los san jacobos hay que servirlos bien calientes. Se pueden acompañar con patatas fritas, arroz blanco o ensalada. Un plato muy sencillo y sabroso.

Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS.

Ingredientes San Jacobos de pollo:

  • 8 Filetes de Pechuga de pollo
  • 4 Lonchas de Jamón cocido
  • 4 Lonchas de queso
  • 1 Huevo
  • Harina de trigo
  • Pan Rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración San Jacobos de pollo:

1

Para que nuestros san jacobos salgan perfectos debemos preparar la carne de la siguiente manera: Colocamos las pechugas separadas cubriéndolas con papel transparente para mazarlas ligeramente. Así conseguiremos que queden uniformes y más finas.

2

A continuación, para cada san Jacobo usaremos dos pechugas de pollo. Las colocamos sobre una tabla y las salpimentamos al gusto. Sobre una de las pechugas colocaremos una loncha de jamón cocido y una de queso sin que se salgan de la superficie. Cubrimos con la otra pechuga haciendo como un bocadillo.

3

Seguidamente los pasamos por la harina, después por el huevo batido y al nal por el pan rallado. Ya que tengamos todos los san jacobos preparados pasaremos a freírlos. Lo ideal es usar aceite de oliva virgen para esta receta. El usar esta clase de aceite es por que permiten freír a alta temperatura en poco tiempo consiguiendo que quede jugoso por dentro.

4

Ya que el aceite esté caliente vamos añadiendo los san jacobos a temperatura media- alta. Mejor si se van poniendo poco a poco para no bajar la temperatura del aceite. El aceite no debe estar excesivamente caliente para no quemarlos por fuera y queden crudos por dentro. Debería bastar unos 2 minutos por cada lado para que estén listos.

5

Finalmente los retiramos a una bandeja o plato grande con papel de cocina para que absorba todo el aceite sobrante. Y ya están listos nuestros deliciosos san jacobos de pollo, receta tradicional. ¡Buen Provecho!.

san jacobos de pollo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here