Salsa de Tomatillos y Chiles Chipotle Asados
Preparación: 45 minutos
Porción: 1 ¼ taza
Calorías: 152 kcal

Salsa de Tomatillos y Chiles Chipotle Asados

Esta salsa es riquísima servida con tamales. Sabe mejor el día que se hace, pero se puede refrigerar hasta por una semana en un recipiente hermético

TIP

El secreto de una buena salsa es tostar los tomates, chiles y cebolla para obtener el máximo sabor. El tostado es un proceso por el que se aplica calor a los productos alimenticios secos sin el uso de aceite o agua. A diferencia de otros métodos de calor seco, tostado en seco se usa con alimentos tales como nueces y semillas. Se van revolviendo los alimentos mientras se tuestan para asegurar un calentamiento uniforme. Se puede realizar en una sartén o wok. El proceso de tostar los alimentos cambia la química de sus proteínas, cambiando su sabor, y mejorando el aroma y el sabor de algunas especias.

En nuestro blog puedes ver otras recetas de salsas  PULSA AQÚI. Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS.

Ingredientes para Salsa de Tomatillos y Chiles Chipotle Asados

  • 3 dientes de ajo grandes, sin pelar
  • 5 a 6 medio (225 g) de tomatillos medianos, pelados y enjuagados
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de azúcar, opcional
  • 3 a 6 (7-14 g) de chiles chipotles secos colorados (chiles morita), o 2 a 4 (7-14 g) de chiles chipotles secos mecos, o 3-6 chiles chipotles enlatados en adobo

Elaboración   de Salsa de Tomatillos y Chiles Chipotle Asados

1 Poner una sartén grande sin engrasar a fuego medio. Si utilizas chiles secos, romper sus tallos. Tostar los chiles, unos pocos a la vez. Colocarlos en la superficie caliente, presionar, aplanándolos durante unos segundos con una espátula de metal (así liberan su aroma ahumado), y luego darlos vuelta, y presionar hacia abajo para tostar por el otro lado.

2 Transferir los chiles tostados a un bol, cubrir con agua caliente, y dejar rehidratar durante 30 minutos, revolviendo con regularidad para asegurar un remojo parejo. Verter toda el agua, y descartar. Si utilizas chiles enlatados, simplemente apartarlos de la salsa de adobo en el que se presentan.

3 En una sartén sin engrasar pesada, o plancha, a fuego medio, asar el ajo sin pelar, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté negro en algunas partes y suaves, aproximadamente 15 minutos. Dejar enfriar, sacarles la piel, y picar. Precalentar el asador del horno. Colocar los tomatillos en una bandeja para horno. Colocar la bandeja a 10 cms aproximadamente del fuego.

4 Después de unos 5 minutos, cuando los tomatillos se hayan abierto, ennegrecido, y estén suaves por un lado, darles la vuelta, y tostar del otro lado. Dejar enfriar completamente en la bandeja para hornear. Raspar los tomatillos (y los jugos que se han acumulado alrededor de ellos) en un molcajete (mortero de piedra), en una procesadora de alimentos o licuadora y agregar los chiles y el ajo rehidratados o enlatadas.

5 Mezclar hasta que todo esté espeso y relativamente suave. Picar los chiles en pequeños trozos y luego agregar a la mezcla del tomatillo. Transferir la salsa a un recipiente para servir y agregar suficiente agua para dar a la salsa una consistencia fácil de tomar con cuchara, unos 3 a 4 cucharadas. Sazonar con sal y añadir el azúcar si desea suavizar su sabor algo amargo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here