1. Página principal
  2. PESCADOS Y MARISCOS
  3. Gambas al ajillo, receta fácil

Gambas al ajillo, receta fácil

  • recipe image cover
  • recipe image cover
  • recipe image cover

IMPRIMIR

VALORACIONES
Cargando…

Descripción

Gambas al ajillo, una receta deliciosa

Hoy les traigo la receta de las deliciosas gambas al ajillo, una receta súper fácil y rápida que se suelen tomar como entrante. En muchos bares y restaurantes españoles las sirven como tapa, una de las más solicitadas.

Algo muy recomendable, diría que obligatorio, es usar gambas frescas. En el caso de tenerlas congeladas deben estar descongeladas y secas antes de añadirlas a la sartén. El exceso de agua puede estropear la receta.

Las gambas al ajillo están reconocidas en todo el mundo, es un plato típico de la gastronomía española. Se suele preparar con las gambas peladas y acompañado de patatas cocidas o tajadas de pan con aceite y ajo.

Hay un par de variantes a la hora de hacer esta receta, pero la base es el ajo, el rey absoluto de este plato a parte de las gambas, de ahí su nombre gambas al ajillo.

Esta receta se suele consumir mas en el sur y el centro de España, hay restaurantes en Madrid que lo suelen ofrecer como plato principal.

Se suelen cocinar en una cazuela de barro. Algunas veces se ponen rodajas de guindilla seca para darle un sabor picante. Otras recetas incluyen vino de jeréz. Se suelen servir con un poco de perejil seco o mojado por encima.

Deben comerse rápido, no dejar que se enfríen. Se pueden acompañar de vino blanco, tinto o negro.

Receta de pollo al ajillo AQUÍ

Mas recetas de mariscos AQUÍ



Tabla Nutricional

Calorias174 kcal
Grasas11.70 gr
Proteínas14 gr
Hidratos de carbono3 gr

Ingredientes

150 gramos de gambas peladas
10 dientes de ajos
1 guindilla seca (si no tienes puedes usar un par de pimientas de cayena)
8 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Pulsa para seleccionar ingrediente

Elaboración

1
Colocamos una cazuela o una sartén con aceite a precalentar. Añadimos la guindilla ya cortada en rodajas. En el caso de no tener guindilla podemos poner un poco de pimienta de cayena entera.
2
Pelaremos los ajos y los cortaremos en rojadas y los agregamos a la sarten junto la guindilla.
3
Cuando los ajos ya comiencen a cambiar su color añadiremos las gambas con un poco de sal. Las dejaremos en el fuego hasta que empiecen a cambiar de color. Las dejaremos como máximo 2 minutos.
4
Apartamos y servimos, normalmente en una cazuela de cerámida. Acompañamos con pan para mojar el aceite y listas para comer.
5
¡Buen provecho!