Huevo pochado con pisto manchego
Preparación: 30 minutos
Comensales: 2 personas
Calorías: 280 kcal

Huevo pochado con pisto manchego

La elevada calidad y biodisponibilidad de la proteína del huevo la convierte en una gran fuente de nutrientes en las primeras etapas de la vida (a través de la alimenta- ción de la madre, favorece el desarrollo del feto durante la etapa embrionaria y del bebé lactante, y después en el crecimiento infantil). También es esencial para los deportistas que tratan de ganar músculo y en personas mayores, ya que les ayuda     a contrarrestar la pérdida de masa muscular asociada a la edad. Estudios recientes demuestran que, cuando las mujeres mayores incrementan su consumo proteico, también incrementan la densidad mineral del hueso y desciende el riesgo de rotura ósea, especialmente de la cadera.

El pisto es un claro homenaje a una de las técnicas clave de nuestra cocina -el sofrito- que, con su sabia combinación de verduras y su mejor cocción, es capaz de alcanzar unas cotas gastronómicas humildes y deliciosas. Además, resulta un acompañamiento ideal para darle al huevo un toque manchego.

A continuación estarán todos los pasos para realizarla espero le disfrutes.

En nuestro blog puedes ver otras recetas de Tortillas y Huevos.  , PULSA AQÚI. Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS.

Ingredientes Huevo pochado con pisto manchego

Para el pisto manchego

  • Cebolla 400 g Pimiento rojo 400 g Pimiento verde 400 g Calabacín 400 g
  • Berenjena 300 g Tomate natural 400 g Aceite de oliva 50 ml Sal 5 g
  • Azúcar 3 g

Para el huevo pochado

  • Huevos 4
  • Aceite de oliva virgen extra 50 ml Sal 2 g

Para el crujiente de pan

  • Pan de molde 50 g

Además

  • Brotes para decorar

Elaboración Huevo pochado con pisto manchego

1 Cortar todas las verduras en brunoise (finos dados) y reservar por sepa- rado. Poner una sartén a fuego medio y agregar el aceite de oliva. Cuando  el aceite esté caliente, agregar la cebolla y  dejar  pochar  a  fuego lento; una vez pochada, agregar el pimiento verde y el pimiento rojo, dejar un  rato y añadir el calabacín y la berenjena.

2 Dejar que se haga todo a fuego lento y poner a punto de sal. Por último, agregar el tomate picado y dejar cocer unos 5 minutos, volver a poner a punto de sal y rectificar la acidez del tomate con una pizca de azúcar.

3 Pochar los huevos dentro de un molde con 50 ml de aceite a tempera- tura media hasta conseguir que la clara esté cuajada y la yema líquida. Sazonar.

 

4 Cortar el pan de molde con un aro de emplatar o un cortapastas y freírlo en aceite de oliva virgen extra hasta que esté dorado. Por otro lado, cortar unas tiras de pan y tostarlas para la decoración.

5 Poner un molde del mismo tamaño del usado para hacer el huevo en el centro del plato; introducir el crujiente de pan y rellenar con unos 2 cm de pisto. Una vez relleno, poner sobre este el huevo pochado. Decorar con los bastones o espirales de pan y unos brotes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here