Gambas al Ajillo Fácil

Tiempo: 15 minutos Servicios: 4 CalorĂ­as: 305 Kcal Dificultad: Fácil

Receta de Gambas al ajillo caseras

La receta de gambas al ajillo es una comida tradicional mediterránea, pues tiene un sabor exquisito y los ingredientes necesarios que llevan el sabor del mar. La cocina de la abuela nos presenta esta rica preparación para hacerla en casa.

Receta de Gambas al Ajillo fácil

El consumo de gambas o camarones es excelente para la salud porque cuentan con diversos beneficios como antioxidantes contra el envejecimiento prematuro,  aptas para mantener la figura por su bajo contenido en grasas, refuerzan el sistema inmune y los huesos. Además de ser un alimento versátil que sirve para diferentes platos; hoy veremos cĂłmo hacer gambas al ajillo en casa.

Si estás en busca de recetas de tapeo más famosas de la gastronomía española, sin duda alguna las gambas al ajillo encabeza la lista. Pues es un plato fácil y rápido de preparar además de ser altamente nutritivo.

De forma tradicional se suele distinguir al buen moje de pan en el aceite donde se impregna el sabor del marisco y el ajo. Basta con un bocado de pan con gambas con un toque de ajo para disfrutar de una preparaciĂłn exquisita.

Se suele presentar con las gambas peladas, aunque en algunos lugares de España se ponga con la cabeza de la gamba. Así se consigue un sabor más concentrado pero un poco más incomodo al momento de comer.

Las gambas al ajillo son una tapa comĂşn en restaurantes y bares, incluso como aperitivo, plato principal o primer plato. El secreto de esta receta radica en la calidad de los ingredientes, se puede iniciar con camarones o gambas frescas, pero si la economĂ­a del hogar no lo permite, con gambas congeladas de buena calidad se logra un buen acabado.

Un aceite de oliva virgen extra garantizará la calidad de cocción, el ajo bien dorado, y esos matices picantes y crujientes al mismo tiempo, hará que las gambas queden jugosas y logren una mezcla de sabores en el plato.

Si por algún motivo no pueden encontrar gambas, la receta se puede preparar con langostinos o gambones, mejores que las gambas arroceras en tamaños muy pequeños que por lo general no tienen mucho sabor. Pero la reina de los sabores sin duda alguna es la gamba blanca, su sabor no tiene comparación.

Espero que se den la oportunidad de hacer las gambas con ajillo, es una receta que cuya preparaciĂłn casera es fenomenal y solo requiere de 10 minutos. Además, es una preparaciĂłn que sirve de base para otros platos tales como espaguetis con gambas, arroz de mariscos y cazuela de mariscos.  Ya nos contarán cĂłmo les va con las comidas mediterráneas.

CĂłmo limpiar las gambas:

Los camarones deben estar bien aseados al momento de cocinar las gambas al ajillo, pues un excelente aseo garantizará un sabor nítido, a continuación los pasos para limpiarlas:

  1. Tenemos dos opciones como se ha mencionado, gambas frescas o congeladas. Si la gamba está fresca le quitamos la cabeza y la cola. Si están pelados este paso lo omiten
  2. Añadimos las gambas a un cuenco y lavamos para remover impurezas. Después secamos con un papel absorbente o trapo de algodón.
  3. Si la gamba está congelada, es recomendable dejarlas el día antes en la nevera y que se descongelen poco a poco. Para ello podemos usar un bol con un colador o cualquier otro recipiente en el que el agua pueda filtrarse sin estar en contacto con las gambas.
  4. Escurrimos adecuadamente el agua al dĂ­a siguiente. Secamos de la misma forma como si estuvieran frescas.
  5. En cualquiera de las dos opciones debemos remover el intestino y sazonar con sal al gusto.

Ingredientes para hacer las Gambas al Ajillo en casa:

Ingredientes de Gambas al ajillo caseras

Cómo hacer las gambas al ajillo fácil:

A continuaciĂłn te diremos los pasos que debes seguir para preparar las gambas al ajillo en casa:

1. Pelar los dientes de ajo y luego cortar en finas rodajas

2. Limpiar la guindilla, quitarle las pepitas y cortarla también en rodajas finas.

3. En una cazuela o sartĂ©n añadimos las 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra con las guindillas y los ajos.

4. SofreĂ­r los ajos a fuego medio bajo hasta que empiecen a dorar, no debemos dejar que se quemen y que le den un sabor diferente a la receta, solo deben empezar a dorar.

5. Un truco que debes saber es retirar los ajos que quizás se hayan quemado un poquito y continuar con la receta, pues se pueden incorporar al final del todo. Así lograrás el ajo en su punto y que se hidrate con parte del caldo con sueltan las gambas. Un sabor pleno para las gambas al ajillo

6. Agregamos las gambas junto con los ajos subiendo el fuego al máximo. Añade sal y pimienta al gusto.

7. En un minuto el aceite cambiará de color, pero no te preocupes porque es normal. La gamba suelta su caldo y la temperatura emulsiona de forma natural. En unos 2 o 3 minutos estarán listas.

8. Servimos inmediatamente en cuanto las gambas estén en su punto de cocción, jugosas y con ese toque picante.

Cuidado de no quemarse, el aceite está casi hirviendo. Pueden acompañarlas con un buen trozo de pan y vino blanco bien frío. Y a disfrutar de este plato mediterráneo.

Esta es la forma de preparación para realizar la receta de gambas al ajillo en casa. Además este tipo de tapa encaja con recetas de pescado y marisco que pueden encontrar en Cocina de la Abuela.

Receta de Gambas al Ajillo fácil

Consejos para cocinar las gambas al ajillo perfectas: 

El picante le viene bien a la receta, si no les sienta bien, no lo utilicen. Los propios ajos dan sabor y también un punto de picante. Pero si les gusta y no lo toleran mucho, pueden variar la cantidad, con una guindilla será suficiente. Las pimientas cayena dan un sabor de picante suave, como dicen en México, pica rico.

Si el marisco es fresco, que valga la redundancia que sea fresco. Puesto que las gambas son delicadas y al poco tiempo pierden frescura y calidad. No tirar las cáscara de la cabeza y cola, se pueden preparar oras recetas de pescado y marisco.

Hay personas que optan por remover el intestino, ese hilo negro que está en el centro de la gamba. Si deseas puedes quitarlo con un palillo o la punta de un cuchillo. Es un gran trabajo, es elección tuya.

El exceso de agua no es bueno para esta receta, si las gambas aportan más agua de la requerida para este plato, no quedará bien. Aunque sin miedo, es una receta fácil y siguiendo los pasos sobre cómo hacerla, te quedará de maravilla.

Hay que tener cuidado de no dejar los ajos demasiado tiempo al fuego, se pueden quemar con facilidad.

5/5 (1 Review)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquĂ­