crujiente de espárrago blanco y mahonesa de olivas
Preparación: 40 minutos
Comensales: 4 personas
Calorías: 280 kcal

 

Crujiente de espárrago blanco y mayonesa de olivas

La elevada calidad y biodisponibilidad de la proteína del huevo la convierte en una gran fuente de nutrientes en las primeras etapas de la vida (a través de la alimenta- ción de la madre, favorece el desarrollo del feto durante la etapa embrionaria y del bebé lactante, y después en el crecimiento infantil). También es esencial para los deportistas que tratan de ganar músculo y en personas mayores, ya que les ayuda     a contrarrestar la pérdida de masa muscular asociada a la edad. Estudios recientes demuestran que, cuando las mujeres mayores incrementan su consumo proteico, también incrementan la densidad mineral del hueso y desciende el riesgo de rotura ósea, especialmente de la cadera.

Los entrantes son uno de los servicios que permiten ser más imaginativos; así sucede con esta versión del clásico pastel de cabracho al que un toque de mermelada ácida, o chutney de  frutos rojos, y unos kikos de maíz tostado triturados le aportan un sabor y aspecto diferentes.

A continuación estarán todos los pasos para realizarla espero le disfrutes.

En nuestro blog puedes ver otras recetas de Tortillas y Huevos.  , PULSA AQÚI. Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS.

Ingredientes  crujiente de espárrago blanco y mayonesa de olivas

Para el crujiente de espárrago Espárragos blancos 900 g Mantequilla 50 g

  • Agua: 100 ml para el rebozado y 600 ml para la cocción
  • Sal 8 g
  • Harina 150 g
  • Cerveza 90 ml
  • Levadura 5 g Nuez rallada 40 g
  • Fécula de patata 40 g Aceite de girasol 1 l

Para la mayonesa de olivas

  • Huevos 2
  • Aceite de oliva virgen 500 ml Zumo de limón 20 ml Vinagre 20 ml
  • Sal 5 g
  • Aceitunas sin hueso 10 g

Para las hojas y brotes

  • Hojas variadas y brotes 50 g

Elaboración  crujiente de espárrago blanco y mayonesa de olivas

1 Cocer los espárragos, previamente pelados, en un cazo con agua, mante- quilla y sal. Para que la cocción sea uniforme, colocar un papel parafinado sobre estos. Una vez cocidos, dejar del tamaño deseado y reservar.

 

2 Rebozado 1: mezclar 100 g de harina con el agua (100 ml), la cerveza, la levadura y una pizca de sal. Remover y reservar.Rebozado 2: harina, huevo y nuez rallada. Rebozado 3: fécula de patata

 

3 Pasar un espárrago por cada tipo de rebozado y freírlos en abundante aceite de oliva.Pasar por papel absorbente y reservar.

 

4 Con ayuda de una batidora, agregar en su vaso mezclador en primer lugar el huevo junto con la sal, el zumo de limón y el vinagre.Poco a poco, echar un hilo fino de aceite mientras que se va emulsionan-  do con la máquina hasta conseguir el espesor idóneo. Una vez ligada la mahonesa, agregar las aceitunas previamente trituradas para dar sabor. Reservar en frío.

5 Freír las hojas en el aceite a alta temperatura, pasar por un papel absor- bente y reservarlas para la presentación.

 

6 En un plato poner un espárrago con cada uno de los rebozados a di- ferente altura; a su lado poner unos puntos de mahonesa de olivas y, en el centro, huevo cocido bien picado. Terminar decorando con las hojas   y los brotes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here