croqueta de huevo y jamón
Preparación: 1 hora
Comensales: 4 personas
Calorías: 380 kcal

Croqueta de huevo y jamón

La elevada calidad y biodisponibilidad de la proteína del huevo la convierte en una gran fuente de nutrientes en las primeras etapas de la vida (a través de la alimenta- ción de la madre, favorece el desarrollo del feto durante la etapa embrionaria y del bebé lactante, y después en el crecimiento infantil). También es esencial para los deportistas que tratan de ganar músculo y en personas mayores, ya que les ayuda     a contrarrestar la pérdida de masa muscular asociada a la edad. Estudios recientes demuestran que, cuando las mujeres mayores incrementan su consumo proteico, también incrementan la densidad mineral del hueso y desciende el riesgo de rotura ósea, especialmente de la cadera.

Los entrantes son uno de los servicios que permiten ser más imaginativos; así sucede con esta versión del clásico pastel de cabracho al que un toque de mermelada ácida, o chutney de  frutos rojos, y unos kikos de maíz tostado triturados le aportan un sabor y aspecto diferentes.

A continuación estarán todos los pasos para realizarla espero le disfrutes.

En nuestro blog puedes ver otras recetas de Tortillas y Huevos.  , PULSA AQÚI. Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS.

Ingredientes  croqueta de huevo y jamón

Para la croqueta de huevo y jamón

  • Huevos 5
  • Jamón 200 g
  • Mantequilla 160 g
  • Leche 1,5 l
  • Harina 150 g
  • Sal 5 g
  • Cebolla 50 g Pimienta blanca 2 g Nuez moscada 2 g Pan rallado 150 g
  • Aceite de girasol 700 ml

Para la salsa de tomate

  • Cebolla 150 g
  • Ajo 40 g
  • Tomate 400 g
  • Orégano 3 g Pimienta negra 2 g Sal 4 g
  • Aceite de oliva virgen extra 100 ml Azúcar 6 g
  • Piñones 10 g

Para el crujiente de parmesano

  • Queso parmesano 80 g

Elaboración  croqueta de huevo y jamón

1 Cocer los 3 huevos con agua, sal y un chorrito de vinagre durante unos 12 minutos desde que el agua entre en ebullición.  Una  vez  cocidos,  enfriar, pelar, picar en dados finos y reservar. Aparte, picar el jamón en daditos y reservar.

2 Poner en un cazo la mantequilla y, una vez esté líquida, agregar la cebo-     lla y el jamón picados. Rehogar  y  agregar  la  harina  para  tostarla  y que no esté cruda. En otro cazo, mientras tanto, calentar la leche hasta que  esté a punto de ebullición. Cuando la leche esté caliente, agregarla por completo al cazo de la masa realizada con anterioridad, poco a poco, removiendo con unas varillas. Por último, incorporar el huevo picado, sal, pimienta blanca y nuez moscada.

3 Dejar enfriar la masa una vez lista, estirada sobre una bandeja. Una vez fría, sacarla y darle forma cilíndrica; pasar cada porción por harina, después por huevo y terminar con pan rallado. Reservarlas para su posterior fritura en abundante aceite.

4 Picar todos los ingredientes muy fino y poner una sartén en el fuego con aceite de oliva virgen extra a temperatura media. Agregar, poco a poco, en este orden: el ajo -hasta que esté dorado-, la cebolla -hasta que esté pochada- y, por último, el tomate. Dejar que se hagan bien y sazonar con sal, pimienta y orégano. Agregar los piñones tostados y, para contrarrestar la acidez, añadir una pizca de azúcar.

5 Rallar con un rallador el queso sobre papel antiadherente e introducir en    el horno hasta que se deshaga. Una vez fundido, sacar del horno y dejar enfriar. Cuando esté frío, despegarlo, cortarlo en cuatro porciones con la mano y reservar.

6 Freír las croquetas en abundante aceite y escurrirlas sobre papel absor- bente una vez estén doradas. Colocarlas sobre un plato alrededor de la salsa de tomate y, entre croqueta y croqueta, disponer una lámina de crujiente de parmesano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here