Cerdo en Chile Guajillo
Preparación: 40 minutos
Comensales: 2 personas
Cocción: 120 minutos

Cerdo en Chile Guajillo

El chile guajillo procede de la deshidratación del chile mirasol. Es de intenso color rojo y existen distintas variedades con niveles de picante variable. No es en ningún caso uno de lo chiles más picantes de México y su variante más suave  tiene un sabor que podría recordar a la ñora aunque con un sabor más intenso.

Deben rehidratarse antes de usarse. Es uno de los ingredientes del famoso plato mexicano llamado cochinita pibil.

Una receta de lo más sabrosa al estilo mexicano con chiles picantes.

En nuestro blog puedes ver otras recetas de Carnes  PULSA AQÚI. Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS.

Ingredientes para Cerdo en Chile Guajillo

  • 1 kilo 800 g de hombro o trasero de cerdo deshuesado, cortado en cubos de 5 cms
  • 2 cucharadas de sal fina
  • 1 hoja de laurel
  • 10 chiles guajillos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande, pelada y cortada por la mitad a través del centro
  • 3 tomates grandes frescos, cortados a la mitad a lo largo del esqueleto
  • ¼ taza aceite de canola o mantequilla
  • 2 cucharadas de harina

Elaboración   de Cerdo en Chile Guajillo

1 Poner el cerdo en una olla o cacerola pesada de acero o hierro con tapa hermética bien pesada y grande para que el cerdo quepa bien. Echar suficiente agua fría para cubrir la carne, unos 5 cms.

 

2 Agregar 2 cucharadas de sal, la hoja de laurel y dejar hervir.Mientras hierve, remover la espuma de la superficie tantas veces sea necesario. Hervir por una hora.

 

3 Mientras tanto, cortar o arrancar los tallos de los chiles guajillo. Quitar las semillas también –puedes hacerlo golpeando las chiles sobre una superficie, y las semillas saldrán solas.

 

4 Calentar el aceite en un sartén mediano sobre fuego mediano. Agregar la mitad de los chiles y tostar, volteando con pinzas o tenazas hasta que cambien de color y se tuesten un poquito, unos 4 minutos. (Tostar los chiles les aumenta el sabor y dorar las cebollas y tomates hasta ennegrecer les saca su dulzura natural. Un poquito de trabajo extra al principio, da resultados excelentes al final).

 

5 Calentarlos con cuidado para que no se quemen. Luego sacar y colocar en un bol o fuente profunda. Repetir lo mismo con el resto.

 

6Cubrir los chiles ya tostados con agua hirviendo. Mantener sumergidos hasta que se ablanden completamente, unos 20 minutos. Escurrir.

 

7Mientras los chiles estén en remojo, limpiar la sartén con una toalla de papel.Poner las cebollas y tomates de manera que el lado cortado esté sobre la superficie del sartén y cocinar, volteando los vegetales cuantas veces sea necesario, hasta que los tomates se oscurezcan por todos los lados, y las cebollas, por ambos lados.

 

8Después que el cerdo se haya cocinado por una hora, sacar 2 tazas del líquido que está cocinando, y colocar en una licuadora. Agregar las cebollas y hacer un puré hasta que tenga una consistencia suave. Agregar los chiles y tomates y licuar hasta que quede suave.Tomar 2 tazas más del líquido y guardar. Escurrir el cerdo, guardar el líquido y limpiar la olla de nuevo.

 

9Poner la olla al fuego, medio-bajo, y agregar el aceite o la mantequilla. Agregar la harina y cocinar removiendo por unos 3 a 4 minutos.

 

10Echar la salsa de chile en la olla, lentamente. Al hervir se espesará. Moverlo bien, especialmente en las orillas o bordes, para que la salsa no se pegue ni se queme al espesar.

 

11Continuar cocinando el cerdo, hirviendo a fuego lento. Cubrir la olla y cocinar hasta ablandar, aproximadamente 1 hora.

 

12 Mientras el cerdo se cocina, se debe asegurar que tenga la cantidad de salsa suficiente para mantenerlo jugoso. Si no, agregar el líquido que se guardó anteriormente, según la necesidad. Servir caliente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here