Barquillo crujiente con fresas en crema de balsámico
Preparación: 30 minutos
Comensales: 4 personas
Calorías: 280 kcal

Barquillo crujiente con fresas en crema de balsámico

La elevada calidad y biodisponibilidad de la proteína del huevo la convierte en una gran fuente de nutrientes en las primeras etapas de la vida (a través de la alimentación de la madre, favorece el desarrollo del feto durante la etapa embrionaria y del bebé lactante, y después en el crecimiento infantil). También es esencial para los deportistas que tratan de ganar músculo y en personas mayores, ya que les ayuda     a contrarrestar la pérdida de masa muscular asociada a la edad. Estudios recientes demuestran que, cuando las mujeres mayores incrementan su consumo proteico, también incrementan la densidad mineral del hueso y desciende el riesgo de rotura ósea, especialmente de la cadera.

Los barquillos, con su masa finísima y delicada, son un postre sencillo pero que siempre sabe a fiesta. La mejor manera de hacerlos es enrollados, aunque si no se tiene habilidad, también quedan bien en forma de obleas. En esta receta se acompañan de unas fresas maceradas en vinagre aromático que le aportan un sabor espectacular.

En nuestro blog puedes ver otras recetas de Tortillas y Huevos.  , PULSA AQÚI. Si te gusta esta receta, no dudes en consultar más en nuestra PAGINA DE RECETAS GRATIS.

Ingredientes para Barquillo crujiente con fresas en crema de balsámico

  • Mantequilla 25 g
  • Harina 25 g
  • Claras de huevo 25 ml Azúcar 25 g

Para la crema de balsámico

  • Azúcar 50 g
  • Vinagre balsámico 50 g Nata 100 g

Elaboración   de Barquillo crujiente con fresas en crema de balsámico

1 Fundir la mantequilla en un cazo al fuego y mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una masa fina. Estirarla sobre finas láminas de papel antiadherente con ayuda de una espátula y cocer en el horno a 180 ºC hasta que estén doradas. En cuanto se saquen del horno, darles la forma enrollada con la ayuda de una cuchara donde enroscarlas.

2 Crema de balsámico Elaborar un caramelo con el vinagre y el azúcar en un cazo puesto al fuego. Añadir la nata, sobre la cual se estofarán las fresas (previamente lavadas y cortadas al gusto).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here